dissabte, 3 de maig de 2014

JESUSITO CUENTAESTRELLAS

JESUSITO CUENTAESTRELLAS

Jesusito no podía dormir. Había soñado que un día sufriría un calvario. Para calmar su desazón, se puso a contar estrellas. Una vez las había contado todas y ahora faltaba una. Desolado, lloró una eternidad y al final se durmió. Al despertar, encontró la estrella que faltaba. Brillaba en el firmamento. Sola. Rotunda. Decidió darle un nombre. La llamó Sol.


CONSTRICCIONES INICIALES:

1. Extensión: 50 palabras.