dimecres, 4 de juny de 2014

BAJO TIERRA

La primera vez que sus ojos se encontraron fue en un vagón de metro. El tren frenó con brusquedad antes de llegar a una estación. Ella encontró el equilibrio en los brazos de él; él perdió el suyo en los de ella.

Sin más fuerza que la de la costumbre, él se bajó en su parada. Encima de su mesa le esperaba un portarretratos vacío y un aviso de escape en una galería subterránea. Cogió la caja de herramientas, se encasquetó la gorra de la compañía y se marchó.

Ella flotó durante el resto del trayecto y, por una vez, decidió que no utilizaría las escaleras mecánicas. Se abrochó la chaqueta y un botón casi saltó, pero en lugar de reprocharse el último atracón, sonrió. Camino del estudio, repasó la agenda del día: Reunión con el ingeniero jefe a las diez y visita de las obras del alcantarillado a las doce.

En su segundo encuentro, el suelo tembló bajo sus pies. Los operarios salieron corriendo, pero ellos permanecieron quietos, clavados en sus miradas, oliendo el gas que precedió a la deflagración.
  
Los forenses sólo pudieron identificar una gorra y un botón. Los otros restos fueron enterrados en una fosa común, juntos por siempre jamás.

CONSTRICCIONES INICIALES:
Temas a elegir:
Amor/desamor
Vida/muerte